Las verdaderas máscaras

Yo que he sido una fan de las películas y por ende seguidora de la entrega de los premios Oscar, en estos días recordaba algo que me llamó mucho la atención en 1998 y que lo recordé porque lo asocié con lo que sucede actualmente con algunos artistas que han expresado su preferencia política y como han sido criticados por esta razón. En el 98, se le entregó un Oscar honorífico al director Elia Kazán y muchos de los que estaban allí no se levantaron a aplaudirlo en señal de desacuerdo. Quien más me llamó la atención fue Liam Neeson (a quien admiro profundamente y este hecho me hizo admirarlo mucho más) y el motivo de su descontento es que Kazán fue colaborador de la caza de brujas que se realizó a muchos artistas, productores y guionistas, por ser seguidores del partido comunista. Esta cacería de brujas fue en la época de los años 50 a los 60 en plena guerra fría, gracias a una ley propuesta por Joseph McCarthy ( De hecho el término Mcarthismo se aplica a veces de forma genérica para aquellas situaciones donde se acusa a un gobierno de perseguir a los oponentes políticos o no respetar los derechos civiles en nombre de la seguridad nacional), con la cual se perseguía a todo aquel que se sospechara fuera simpatizante comunista. Gracias a esta “lista negra” muchos tuvieron que huir de Estados Unidos e incluso un guionista ganó un Oscar por un guión que escribió bajo un seudónimo y no lo pudo recibir porque era como si no existiera.
Ahora bien, escribo este comentario porque en los últimos días se observa como algunos artistas han demostrado su inclinación política por el oficialismo, lo cual no critico, ni los pongo en una lista negra, yo fuí parte de una lista Tascón y muchos en el país se han tenido que ir  por esta famosa lista que aún sigue en vigencia. Lo que me causa suspicacia es la razón por la cual estos artistas no se expresaron en estos 14 años o antes de las elecciones, Jummmmm! Pienso que en esta época oscura que vive el país, quienes son figuras públicas deben cuidar mejor lo que dicen y como se expresan, porque nada dura para siempre y la gente siempre recuerda quien está de un lado o del otro. En Estados Unidos y en Venezuela en diferentes épocas, veo como no es por nacionalismo ni ideología, que la gente se cuadra donde esté el poder y el dinero. Parafraseando a Orson Welles quien dijo que la izquierda americana traicionó, para salvar sus piscinas y que eran pocos quienes no traicionaron su postura y no dieron nombres, yo pienso en esta izquierda nuestra que con dádivas al más pobre lo mantiene pobre y votando por ellos, ¡nos ha traicionado más que por un plato de lentejas!

Escrito por Marianela Gonzalez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s