La noche más oscura: El retrato de una obsesión

fp2950

Por: Adriana Ciccaglione

La imagen de unos aviones estrellándose contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, es la muestra del odio y maldad bien planificada, a quienes muchos bien le llaman: terrorismo. Se encuentran tatuadas en la memoria de millones de personas, pero quienes estuvieron allí, quienes vivieron esos hechos, son aquellas personas que tienen huellas morales, físicas y psicológicas de un suceso indeleble.

Con una llamada telefónica en tono de pánico y preocupación, comienza su película Kathryn Bigelow, La noche más oscura con su título original Zero Dark Thirty.

Ya el nombre nos indica el tipo de filme que vamos a presenciar. Y es que desde ese 11 de septiembre de 2011 hasta el 2 de mayo de 2011, fecha en  la cual capturaron a Osama Bin Laden, muchos fueron quienes vivieron esa noche más oscura.

La búsqueda del terrorista por parte de Maya (interpretado por Jessica Chastain), quien trabaja para la CIA y que durante 10 años vio morir a otros compañeros a causa de esta misión, es la esencia de la película.

Las diferentes escenas violentas en las cuales se muestran las torturas que aplicaron representantes de la CIA a los presuntos informantes involucrados en actos violentos, no es precisamente el atractivo principal de la película y mucho menos la justificación de un procedimiento que en la vida real pudo ser igual o peor.

Sin embargo, Kathryn Bigelow no se convierte en juez, su dirección está alejada de ello y deja que el espectador decida y tome su propia decisión frente a unos hechos nunca antes contados y que ahora se muestran en la pantalla grande, aún no se sabe si es para de alguna manera glorificar a la CIA, calmar la preocupación de miles de habitantes, o si precisamente escenas como éstas, puedan desencadenar en más odio y violencia.

Ciertamente la presión del gobierno de Estados Unidos (tanto en el período de Bush como en el de Obama), por conseguir a Osama Bin Laden, reposaba en la conciencia y el trabajo de las personas que estaban involucradas en tal misión.

La actuación de Jessica Chastain como Maya, es realmente impecable y magistral. Pero a la película le faltaron algunos ingredientes, los cuales la pudieron haber convertido en un filme más atractivo, el impacto y la emoción quedaron de lado ante una narración lineal y el final ya predecible lo terminó de confirmar. A pesar de ello, ha recibido buenas críticas.

Otro aspecto favorable, es la incorporación e interpretación del venezolano Edgar Ramírez, quien sin acentos ni complejos vuelve a dejar en alto el nombre de los actores latinoamericanos.

Los estadounidenses a lo largo de los años, han proyectado en el cine los temas que más les afectan socialmente, y eso no está mal ya que nos acerca a las vivencias de otras personas. Cierto que Kathryn Bigelow quiso hacer una especie de documental, pero con una historia que todavía es tema de discusión en la geopolítica mundial, hizo falta más calor humano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ficha técnica

Película: La noche más oscura (Zero dark thirty).

Título original: Zero dark thirty.

Dirección: Kathryn Bigelow.

País: USA.

Año: 2012.

Duración: 157 min.

Género: Thriller, drama, bélico.

Interpretación: Jessica Chastain (Maya), Jason Clarke (Dan), Joel Edgerton (Patrick), Jennifer Ehle (Jessica), Mark Strong (George), Kyle Chandler (Joseph Bradley), Edgar Ramirez (Larry), Reda Kateb (prisionero), Scott Adkins (John), Chris Pratt (Justin), Taylor Kinney (Jared), Harold Perrineau (Jack), Mark Duplass (Steve), James Gandolfini (director de la CIA).

Guión: Mark Boal.

Producción: Kathryn Bigelow, Mark Boal y Megan Ellison.

Música: Alexandre Desplat.

Fotografía: Greig Fraser.

Montaje: William Goldenberg y Dylan Tichenor.

Diseño de producción: Jeremy Hindle.

Vestuario: George L. Little. Distribuidora: Universal Pictures International Spain.

Web oficialhttp://www.zerodarkthirty-movie.com/

Anuncios

2 comments

  1. Gisela Díaz · febrero 15, 2013

    Disfruté mucho la película, y el suspenso de los minutos finales del desenlace. Aunque ya sabíamos cuál era el final, me puso al borde del asiento. Contar una historia tan susceptible por el momento histórico, no es sencillo; pero creo que el objetivo fue logrado cinematográficamente hablando. Punto aparte, Edgar Ramírez, sus éxitos profesionales alegran genuinamente. Saludos

    • adricicca · febrero 15, 2013

      Hola Gisela, gracias por participar!! Siento que el objetivo estuvo logrado en cuanto a contar la misión cinematograficamente como tu dices, pero le faltó un poco más de sentimiento… Qué le pasaba a la protagonista por la mente en esa búsqueda de Bin Laden, el máximo líder y terrorista, pero como norteamericana, algún recuerdo, algo más… Sabemos que lo del 11S fue terrible, y estamos conscientes de ello, pero creo que ese punto quedó a un lado… Pero tienes razón la directora lo hizo bien y los éxitos de Edgar siempre nos dejarán felices!! Adriana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s