Anna Karenina: El telón abierto al frenesí del amor y el engaño

Anna-Karenina-POSTER

Por: Adriana Ciccaglione @adricicca

“La vida es una obra de teatro que no permite ensayos…”, es una de las frases del inmortal Charles Chaplin, y lo que expresó este actor y director, pareciera una referencia de su propio existir.

En realidad es así, el universo se convierte en un gran escenario y nosotros  somos los actores, e incluso los protagonistas de esas funciones llamadas vidas.

Es por ello que la idea del director Joe Wright en su más reciente película Anna Karenina de hacer un montaje teatral, para la mayoría de las escenas las cuales cobraban vida desde las tablas es sencillamente hermoso, pero también la forma de demostrar que en esa época (finales del Siglo XIX) en Rusia había la opresión política aunada a la social que se encargaban de construir o destruir personas con  los comentarios y el estilo de vida de la aristocracia.

Es la adaptación al cine de la novela homónima de León Tostói. La producción cinematográfica lleva consigo una belleza estética, de escenarios, de vestuario, y también de música de Darío Marianello  y una impecable fotografía.

El guión abre las puertas para que el espectador entre a la vida de cada uno de los personajes. Las cortinas se abren y el drama de una mujer Anna Karenina (Keira Knightley) quien se debate entre el amor, la infidelidad y los comentarios de la sociedad que le criticaba y le señalaba como adultera.

El baile de la mazurca entre Anna Karenina y Wronsky  (Aaron Johnson), atrapa de inmediato y conduce a ese juego sensual que transmite la pareja en cada uno de los pasos y miradas.

Las constantes imágenes del tren también ayudan a viajar por ese amor y pasión del personaje principal, por el tiempo en el que transcurren los episodios más importantes, así como la tragedia y el duro desenlace con el cual terminó.

Cabe destacar que no es primera vez que la novela de León Tostói es llevada a la pantalla grande. En 1935 fue dirigida por Clarence Brown y protagonizada por Greta Garbo y Fredric March. En 1948 y 1967 se hicieron dos adaptaciones más en 35 mm, y, en 1985 se llevó a televisión de la mano de Jacqueline Bisset y Christopher Reeve como figuras estelares. Antes de esta hermosa versión, en Rusia en 1997,  se estrenó con el título original de Anna Karenina, con la dirección de Bernard Rose y con Sophie Marceau y Sean Bean en los personajes principales.

Con cuatro nominaciones al Oscar, entre ellas Mejor Cinematografía, esta propuesta fue catalogada como una de las mejores películas en el 2012. Y realmente el filme es una invitación a la apreciación cinematográfica puesta en escena desde las tablas de un teatro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ficha técnica:

Película: Anna Karenina.

Dirección: Joe Wright.

País: Reino Unido.

Año: 2012.

Duración: 130 min.

Género: Drama.

Interpretación: Keira Knightley (Anna Karenina), Jude Law (Alexei Karenin), Aaron Johnson (Wronsky), Kelly Macdonald (Dolly), Matthew Macfadyen (Oblonsky), Olivia Williams (condesa Vronskaya).

Guión: Tom Stoppard; basado en la novela de León Tolstoi.

Producción: Tim Bevan y Paul Webster.

Música: Dario Marianelli.

Fotografía: Seamus McGarvey.

Montaje: Melanie Oliver.

Diseño de producción: Sarah Greenwood.

Vestuario: Jacqueline Durran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s