El patrimonio a la deriva

cine rialto

Por: Carlos Eduardo López, presidente de la Fototeca de Barquisimeto

Gracias al voluntarismo de mi amiga Adriana Ciccaglione se ha producido un verdadero milagro, como lo es salir en defensa de nuestro patrimonio edificado. Al derredor de Adriana se congregan voluntades a las cuales me adhiero, pidiendo la conservación como espacio cultural del cine Rialto, el cual se encuentra bajo la mira de la voraz y depredadora mirada del mercado de la zona,  al cual parece estorbarle los espacios culturales.

En varios de mis artículos en la página “Memorias fotográficas” he señalado ligeramente el inicio de este ícono cultural que es el cine Rialto de Barquisimeto. Fundado en 1928 con el nombre de cine Libertador, fue arrasado por un incendio que se desató en la sala de proyección en 1931, apenas a tres años de su inauguración. La edificación fue refaccionada y conservó la fachada pero adoptaría el nombre que hoy lo distingue: cine Rialto.

86 años con un uso eminentemente cultural puesto que fue cine y teatro a la vez. En uno de nuestros archivos “Colección María Teresa Álvarez”, poseemos presentaciones del ballet de Taormina Guevara en el Cine Rialto, donde el mismísimo Alí Rodríguez Araque, uno de los pocos bailarines con los cuales contó el ballet y la danza en Barquisimeto a comienzos de 1960 se presentó en el cine Rialto.

La defensa de la edificación y su uso cultural es asunto de todo Barquisimeto, puesto que se trata de un ícono cultural en peligro de desaparecer. Municipio, Gobernación e IPC deben garantizar la preservación del devaluado espacio, recuperarlo, refaccionarlo y darle a su fin primigenio, un uso digno consustanciado con la formación vecinal.

El cine Rialto podría ser una escuela para la recuperación de un espacio donde lo residencial y comercial convivió hasta que el comercio se embebió todo. Lo único de la zona que ha escapado de la vorágine han sido la iglesia El Cristo y el Comedor Popular, prácticamente cercados por el paupérrimo comercio que se hizo de la zona.

Ya el espacio goza de una declaratoria como Patrimonio Cultural, según el último Censo del IPC. ¿Cómo puede un patrimonio declarado estar sometido a la presión de la picota? A su demolición.

En nombre de la Fundación Fototeca de Barquisimeto, exigimos a las autoridades competentes asumir su rol jurídico. Al IPC dejar las pintas a un lado y actuar ante las fiscalías competentes. A la Alcaldía de Iribarren y a la Gobernación de Lara asumir a través de las instancias correspondientes  su rol de garantes del patrimonio edificado de la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s