La suerte está echada La repetición no es evolución

 

suerte00

 

 Por: Adriana Ciccaglione @adricicca

Sebastián Borensztein es un director de cine de origen argentino, quien está empeñado en plasmar en sus largometrajes lo sencillo y al mismo tiempo lo complejo de la vida. Es una burla, algunos lo llaman humor, quizá una necesidad inminente de este hombre que nació en el mundo del arte, de descubrirnos y desnudarnos ante nuestras propias realidades.

A él le debo dos agradecimientos. El primero se llama Un cuento chino, una película de 2011 que se encuentra en mi lista de las diez favoritas.

El segundo, es mi más reciente descubrimiento y su primer largometraje: La suerte está echada.

El filme narra la historia de dos hermanastros que se encuentran con la muerte como la única posibilidad de darle paso a la vida. El humor negro se hace presente ante esta situación, ya Borensztein no las muestra con este toque de gracia y desparpajo en Un cuento chino y lo repite en La suerte está echada.

La mufa en el argot argentino, la mala suerte o la pava se mezcla en esta propuesta cinematográfica, que entre risas también nos hace reflexionar y por qué no decirlo, secar de cuando en vez y de vez en cuando alguna lágrima producto de un guión sencillo, unas actuaciones acordes por parte de Marcelo Mazzarello (Felipe) y Gastón Pauls (Guillermo), más un elenco impecable que los acompaña.

La mala suerte como un mito, como una etiqueta que te impone la sociedad o aquellos de tu entorno cuando representas un riesgo, una amenaza, eso le toca vivir al personaje de Felipe. Buscar la solución ante semejante infortunio lo llevará a pasearse por ritos espiritistas, por conformistas quienes hacen de su “defecto” un negocio útil, por libros que le sirven de guía ante aquello que aún le cuesta entender. Son escenas cargadas de un humor inteligente. La película se lleva el premio mayor del público: quererla ver muchas veces más.

A Guillermo también le toca un poco de esa desventura: el desempleo y una ruptura amorosa llegan a su vida en el momento menos esperado. Sin embargo, en un teatro-café se encuentra con una mujer que baila tango, le despierta ante todo la posibilidad de un reto: el de aprender. Un personaje inolvidable será su maestro de tango, quien además de enseñarle los pasos del baile, también lo hace con los de la vida.

“Por lo que me cuentas repetís el mismo patrón de mujer. A lo mejor no lo has entendido, pero la repetición no es evolución”. “¿El tango? El tango es caminar con una mujer clavada en el pecho”. “Claro que estás listo para bailar, una mujer lo que busca tanto en el tango como en la vida no es aquel hombre que le sepa dar piruetas, es un hombre que la sepa abrazar de verdad”. Frases que debieran estar pintadas en las paredes de la urbe, colgadas en las redes sociales o simplemente en un manual, para aquellos que no han entendido que en lo sencillo allí está la vida.

La despedida del padre que se va tras un recuerdo de lo vivido y la bienvenida a nuevas etapas personales y profesionales, hacen de la película un guiño inolvidable, una caricia al intelecto, una provocación a la reflexión que va de la mano con una banda sonora que te hace tararear y fantasear con tu suerte, la que está echada y la que puedes cambiar.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Ficha técnica

Argentina – 2005

Título original: La suerte está echada

Dirección: Sebastián Borensztein

Productora: Pablo Bossi, Patricio Tobal

Productor: Patagonik Film Group

Guionista: Sebastián Borensztein

Fotografía: Sepe Zayas

Dirección artística: Valeria Ambrosio

Vestuario: Julio Suárez

Música: Alejandro Lerner

Anuncios

2 comments

  1. Juan Luis Rodriguz · junio 22, 2014

    Sin palabras… el comentario critico y tu analisis de este inolvidable filme son A1, puro lomito, tanto lo vivido y disfrutado en la pelicula como tu artículo. Debes inscribirte en el circulo de críticos de Venezuela. Eres muy buena crítica!!! Envia tus comentarios a algunas de las revistas especializadas de Carcas como la de la página web de Gran Cine !!

  2. adricicca · junio 24, 2014

    Gracias Juan por tu comentario y tu animo… Déjame pensar eso de inscribirme, antes creo que debo seguir viendo buen cine, así que no dejes de avisarme de las proyecciones en el Chaplin, besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s