Mujer venezolana tuvo once embarazos piscológicos

embarazada

Por: Adriana Ciccaglione @adricicca

Estar al otro lado del charco (entiéndase océano en este caso), implica tener un horario diverso a los afectos que dejaste en tu país. Afectos= Familia, amigos, ex-compañeros del colegio e incluso ex-compañeros de trabajo, quienes pasaron más horas contigo que los de tu sangre.

Toda esa gente que acabo de describir con cariño, me tienen en grupos de Whatsapp, y para bien o para mal, cuando envían las noticias más importantes, yo ya estoy en el segundo sueño de la noche.

El 19 de enero, se me enfrió la taza de café. Una querida colega había compartido la noticia del embarazo múltiple de once bebés en San Félix (Venezuela), de una muchacha que se llama Coromoto o Silvia Guerra, o los dos nombres porque por las redes sociales circulaban ambos, que al día tampoco sé si tiene 21 o 23 años, datos imprecisos.

Como imprecisa la noticia que rodó no sólo por twitter, facebook e instagram, sino también por medios convencionales, e incluso agencias de noticias, que se hacían eco de que el Guinness les daría manutención si nacían los 11 niños, que era el segundo caso en el mundo, el primero en Latinoamérica y el único por proceso natural.

Yo debo confesar, que también multipliqué esta información falsa, pero bella. Increíble e insólita. Si me toca describir esto con adjetivos, ni ustedes me siguen leyendo, ni yo podré avanzar en la escritura. Lo cierto es que de alguna forma, aunque parecía una historia de Macondo, repleta de realismo mágico por todas partes, la misma convenía creerla, por lo menos para salir del discurso político que muchas veces se convierte en monólogos en nuestra amada Venezuela.

Días atrás, habíamos visto – también por las redes -, algo que tampoco se podría creer,  los vídeos de Oscar Pérez anunciando que él y su grupo eran atacados, cuando ellos querían entregarse.

Debo mencionar ambas noticias porque tienen algo en común. Primero la proximidad en fechas, y segundo que despertaron la misma reacción en los venezolanos: No me lo creo. Una de las desgracias más terribles para nosotros: la incredulidad como forma de vida, como mandamiento personal. La sospecha y la incertidumbre, que se pasean de la mano por el corazón y el cerebro de los venezolanos, cada vez que sale una información.

Luego por las mismas redes, que comienzo a pensar que desfavorecen a los medios de comunicación y a periodistas, se lanzó otra información: Era mentira, la joven no estaba embarazada. La más contundente: Tiene un embarazo psicológico. A lo que yo, que a veces escribo a la velocidad de mis pensamientos dije: Son once embarazos psicológicos.

No quiero hacer un análisis sobre algo que fue, pero no fue. Que pudo pasar, pero no. Lo que necesitaba era desahogarme. Pero para hacer este espacio más compartido, aquí les dejo las frases de diversas personas, antes, durante y después de la noticia que durante horas nos sumergió en El Insólito Universo de Rafael Silva, quien recientemente murió y a quien creo le expropiaron el cerebro cuando se inventaron semejante noticia.

Aquí les va, los pecados sin pecador y eso sí, entrecomillados por no ser de mi propiedad intelectual.

“Todos los que tuvo Sting en toda su vida, ésta los tiene de un solo lechazo”.

“Voy a buscar el primer caso, porque no me lo creo”.

“Ni que fuese una perrita… ellas son los que pueden tener muchas mascotas a la vez”.

“Les cambió la vida”.

“No puede ser”.

“Sin ofender a la muchacha, pero ni una perra pare tanta cría”.

“Que empiecen a rezar y a poner velas a los santos entonces para que le nazcan los 11 tripones”.

“Que clase de polvito”.

“A polvito arrecho, ¿que habrá comido ese hombre una foforera?

“Un equipo de fútbol tiene en la barriga”.

“Ay Dios. ¿Eso será normal, no seán tumores?”

“La puntería del tipo es arrechísima. Imagínate seguro le dan no 700 mil, sino 10 cajas de CLAP mensual por esa hazaña”.

“Esa mujer lo que está es obesa, no preñada mírenle la barriga”.

“Era mentira, lo sabía”.

“Se quedó con las ganas de los cobritos”.

“Lo que está es gorda”.

“Clase de loca”

“¿El marido también tenía embarazo psicológico que se prestó para la mentira?”.

“El embarazo psicológico ocurre en mujeres, pero que hasta Maduro haya hecho mención sin eco es irresponsable”.

“Coño… sólo en Venezuela”.

Mujer venezolana tuvo once embarazos piscológicos, este sí es muy muy mío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s